El Reiki es una técnica de armonización natural a través de la Energía Vital Universal. El origen exacto de Reiki se desconoce ya que se perdió con el paso del tiempo. El conocimiento de esta técnica hubiese quedado perdida para siempre si no hubiese sido por un monje cristiano llamado Mikao Usui que a finales del siglo XIX, redescubrió la técnica y a partir de ese momento comienza a difundirla.

Reiki es una técnica holística en la que se busca armonizar todos los planos del ser humano a través de la transmisión de energía utilizando las manos sobre el cuerpo del paciente.

En una sesión de reiki se pide la asistencia de la energia universal con el fin de ayudar a armonizar el cuerpo, energía y emociones del paciente. En pocas palabras una sesión de reiki consiste en nutrir al cuerpo de energía para que el ser la utilice donde más lo necesite, a nivel físico emocional o espiritual.

Al ser una técnica natural no existe riesgo de dañar.pues se hace desde el permiso y asistencia de la energía divina universal.

Debido a que Reiki es una terapia natural puede ser utilizada en cualquier enfermedad o desequilibrio que una persona pueda llegar a tener. Reiki se puede utilizar en conjunto al tratamiento medico tradicional pero nunca deberá reemplazar a éste.

Una armonización con Reiki nos permite abrir nuestros canales energéticos conocidos como chakras y a su vez mejorar el area mental de las que éstos se encargan como lo son: la seguridad, motivación, gestion emocional, amor y autoestima, comunicación, el estado de la mente y nuestra conexión con la divinidad.

Una sesión de Reiki puede durar aproximadamente entre cuarenta y cinco minutos y una hora. La sesión se hará con el paciente recostado sobre una camilla, el cual se deberá descalzar y deberá tener ropa cómoda. Para la sesión es muy posible que se coloque una música suave lo cual ayudará a que el paciente se relaje y pueda disfrutar del encuentro con la energía Reiki.

Durante la sesión se colocan las manos sobre zonas específicas del cuerpo del paciente para ir armonizándolo. Si bien se puede dar una sesión completa de Reiki sin tocar el cuerpo del paciente se debe tener en cuenta que la energía es un fluido que se acomoda al envase y puede ser que el receptor (paciente) sienta el fluir de la energía por cualquier parte del cuerpo distinta de donde tenemos las manos.