El biomagnetismo es una terapia en la que se busca restablecer el equilibrio del cuerpo eliminando bacterias, gérmenes, hongos, parásitos y virus causantes de múltiples afecciones de salud utilizando imanes en puntos específicos del cuerpo. Esta terapia puede ser utilizada para tratar cualquier patología pues funciona mediante la neutralización del PH (concentración de hidrógeno en nuestro cuerpo) puesto que de ser ácido o alcalino, nos convertimos en el terreno ideal para que microorganismos vivan dentro de nosotros causando así los síntomas y enfermedades que nos aquejan

 

La colocación de imanes se efectúa después de un diagnóstico llamado rastreo, donde será el cuerpo del paciente quien nos indique las zonas, órganos y tejidos en desequilibrio de ph o que presenten infección patógena. De esta forma se podrán saber las zonas donde se colocarán imanes para volver a la normalidad al cuerpo.

Esta terapia ayuda en el tratamiento de múltiples enfermedades causadas por bacterias, hongos, parásitos y virus. Pasando desde las más comunes, como gripe, tos, hasta las más complejas como diabetes, hepatitis, lupus, hipertensión, entre otras puesto que corrige el mal funcionamiento de órganos y glándulas del cuerpo.

En esta terapia no existen formulas de imanes para las enfermedades, siempre deberá rastrearse al paciente pues es quien dará toda la información para llevar a cabo su tratamiento.

Esta terapia NO PUEDE UTILIZARSE en:
-Personas con marcapasos
-Embarazo
-Personas en proceso de quimioterapia

Como en toda terapia, la frecuencia juega un papel muy importante, se recomienda tomar al menos una sesión a la semana. Sin embargo al igual que las zonas, el cuerpo nos dirá cuantas sesiones y cada cuanto tiempo son aptas para el paciente.